Kristy Esposito

I have spent my whole life scared, frightened of things that could happen, might happen, might not happen. Walter White.

Kristy Esposito es nominada a la beca de Hamlin, Hamlin & McGill. El comité de selección, presidido por Howard Hamlin, entrevista a los candidatos. Jimmy McGill forma parte del jurado. Kristy se enfrenta a rivales robóticos, en el competitivo mundo del derecho. Ella es una chica trabajadora con una mancha en el expediente: un pequeño hurto. Así lo declara, ingenuamente, en su carta de presentación, creyendo que, arrepintiéndose, humaniza la candidatura. Solo recibirá el voto de Jimmy.

No te la han dado. Ellos jamás te la darían. Hablan delante de ti, dicen que tienes posibilidades... pero, lo siento, mienten. Ya habían tomado su decisión y sabían lo que iban a hacer antes de que entraras. Cometiste un error y no lo olvidarán nunca. Tu error es quien tú eres, todo lo que tú eres. Y no hablo solo de esta beca. Hablo de todas las cosas. Te sonreirán, te darán palmaditas, pero nunca te dejarán entrar.

Los proscritos

Jimmy se verá reflejado en Kristy.

Él ha tenido un trayecto tortuosa en la abogacía. Obtuvo el título en la Universidad de Samoa Americana y trabajó en HHM repartiendo el correo. Es un vendedor excelente pero, por su carácter pintoresco, no encajó en la rígida cultura de empresa. A través de Kristy, que recibe trato condescendiente, podrá por fin entenderlo: haga lo que haga, nunca será uno de ellos. Aunque es obvio desde fuera, solo consigue verlo mediante un tercero. El mensaje beligerante es para el yo de 15 años. Con buen criterio, lleva el conflicto al extremo. Ya no habla de saltarse las reglas. Quiere derrocar el sistema.

Astuto y con don de gentes, yo quiero a Jimmy en mi equipo. Su carrera se verá frenada por un error recurrente: intenta encajar en un sitio que no es el suyo. A la sombra de Chuck, el hermano listo, compite encajonado en expectativas familiares, de las que no es fácil liberarse. Chuck es el niño obediente que lee el manual antes de programar la tele. Jimmy opera en prueba y error, pulsando las teclas. A veces se carga el aparato. Un coste necesario en la búsqueda del atajo. Chuck llegará a socio de una respetada firma legal. Jimmy McGill será Saul Goodman, el abogado de Heisenberg.

La de Chuck, como tantas otras, es una industria deshonesta. Accederás al lobby nervioso y regresarás pensando que estuviste cerca. Nunca tuviste la opción. Esta es la perversión del sistema. La mayor inmoralidad es el hijo del Marqués defendiendo la meritocracia, el que estudió en el Liceo Francés e hizo prácticas en Naciones Unidas. El mantra del esfuerzo en unas notas regaladas. Si no consigue el puesto de Uría abrirá, con el dinero de papá, una startup deficitaria. Para luego contarte una historia de superación en su gap year americano. Antes de cerrar el círculo y abrir su propia consultoría. Jimmy denuncia la farsa: no escuches los tramposos consejos de las élites.

Internet democratiza el juego. Anticipar el medio, fijando tus reglas, te dará una ventaja. Dice Almodóvar que si empezara de nuevo sería youtuber. Genera contenido original y demuestra talento en un entorno limpio, sin barreras de entrada. El productor solo pide un corto. Hoy puedes dárselo con una idea y un móvil coreano. Este chaval, sin pasar por la escuela de cine, presenta mejor filmografía que la Coixet.

Estrategia 101: no compitas en títulos en un mercado en competencia perfecta.

Si tienes 20 años, ¿por qué no eres antisistema?

Joan Tubau — Cardinal


Estás leyendo el boletín de Cardinal. Historias singulares para tomar mejores decisiones profesionales. Cardinal SubstackCardinal ClubPrograma Cardinal.