Finanzas personales

La economía no es difícil.

Pero la gente que habla de economía suele hacerlo con palabras complicadas. Usan tecnicismos y estructuras gramaticales largas. Siguen la estrategia del chófer de Max Planck. Yo enseño economía y me pierdo escuchando a Bernardos. Alguien podría insinuar, pensando mal, que los economistas no quieren que les entiendas. Y así seguir tomando ellos las decisiones.

Hablemos de finanzas personales. Sin complicar las palabras, 75 ideas desordenadas.

  1. Tu objetivo es la independencia financiera: ingresos pasivos mayores que gastos corrientes.

  2. No gastes más de lo que entre. Invierte la diferencia en activos que generen rentas.

  3. El ahorro en el presente compra libertad en el futuro. El gasto pierde atractivo el día que entiendes esto.

  4. Desde el concepto del interés compuesto ahorrar con 20 años es una buena idea.

  5. Ármate de paciencia. El largo plazo son décadas, no meses.

  6. Desde el concepto de la utilidad marginal decreciente ahorrar con 20 años es una mala idea.

  7. Con 18 eras feliz porque, aunque no tuvieras dinero, te llegaba para pagarte tus sueños.

  8. 3.000 euros a los 18 compran más felicidad que 30.000 euros a los 40.

  9. Explora opciones desde ‘posición que te jodan’. O espérelas sentado en tu búnker financiero. Con el dinero, igual que ligando, las buenas oportunidades llegan cuando no estás buscando.

  10. El dinero compra tranquilidad. Pregúntaselo a los noruegos.

¿Quieres leer las 75 ideas?

Accede a la guía Cardinal.

Joan Tubau — Cardinal


Estás leyendo el boletín de Cardinal. Historias singulares para tomar mejores decisiones profesionales. Recibe todos los domingos, en tu bandeja de entrada, contenido alternativo de carrera. Accede a los programas.


Imagen: Phu Cuong Pham | https://unsplash.com/@phu_cuong_pham