Cardinal Schools

Decidir un itinerario profesional, a la temprana edad de 16 años, es un problema.

Los padres, con la mejor voluntad, intentan ayudar.

Los profesores, vocacionales, ofrecen algunas pistas.

Y el estudiante elige por obligación, más por instinto que con cabeza.

¿Qué quieres estudiar?

Conócete a ti mismo, inscripción en el templo de Delfos.

Coinciden los grandes pensadores que comprender tus preferencias es el primer paso antes de tomar una decisión. Desde Sócrates hasta Nietzsche, pasando por Séneca. Con la asignatura de filosofía relegada en los nuevos planes docentes existen hoy menos oportunidades para la introspección, en un momento vital (¡la adolescencia!) en el que reflexionar acerca de la vida cobra un mayor sentido. Es la juventud el momento idóneo para pensar con tranquilidad y explorar con libertad los infinitos caminos. Y encontrar, como escribió Schopenhauer, tu lugar en la sociedad.

Lo único que está en nuestras manos es sacar el mayor provecho posible de la personalidad recibida, cultivando las tendencias que le son afines y procurando adquirir el tipo de educación que se adapta a ella, evitando cualquier otra y, por consiguiente, eligiendo el estatus, la ocupación, el estilo de vida que mejor se correspondan con ella.

El método Cardinal

Cardinal es una alternativa a la orientación tradicional.

Después de años trabajando con perfiles senior hemos decidido dar el salto con los adolescentes. Estamos buscando un centro educativo para lanzar un taller de carrera al final del presente curso escolar, con estudiantes de cuarto de la ESO o primero de bachillerato, en una primera edición en fase experimental, sin coste económico. El nuestro es un método contrastado que combina la introspección y el análisis de mercados, implementando modelos de distintas ciencias, con el fin de descubrir preferencias y destapar consecuencias, antes de de comprometerse con un itinerario. El método Cardinal, conscientemente desorganizado, no necesita reglas. El estudiante anota las inconexas ideas en un cuaderno, regalándose tiempo para pensar en ellas. Afronta la tarea, descubrir una vocación, desde la curiosidad y el pragmatismo.

Si trabajas en un centro educativo y estás interesado en utilizar los materiales con tus estudiantes, escríbenos a info@joincardinal.com.

Todos los detalles del proyecto en esta presentación.

La dirección, en tu carrera profesional, es más importante que la velocidad. Si dedicas horas, incluso semanas, estudiando los árboles sintácticos, merece la pena invertir horas, incluso semanas, pensando tu futuro oficio. Trabajamos con preguntas y teorías abiertas con el objetivo de incorporar referencias en el proceso de decisión. El estudiante prepara los materiales en casa, para luego discutirlos en clase. Sabemos que los cuestionarios estandarizados no son de utilidad a la hora de escoger un grado superior, porque la vocación no se esconde en un test de personalidad, sino en el debate en profundidad acerca de un propósito y tu encaje en la nueva economía, encontrando un equilibrio entre las expectativas laborales y las metas personales.

Cardinal te dará las herramientas.

Joan Tubau — Cardinal


Imagen: https://unsplash.com/photos/4A1pj4_vClA